tortilla de patatas

Claves para una tortilla de patata perfecta

Muchos son los platos que forman parte de nuestra gastronomía. Pero si hay uno por excelencia y que no puede faltar nunca encima de la mesa ese es sin duda la tortilla de patatas. Y es que este plato tan singular y sencillo es aplaudido por todo el mundo, y cocinarlo es una apuesta segura.

Hoy te contamos 9 trucos para hacer la mejor tortilla de patatas del mundo y que seas el perfecto anfitrión.

  • Cortar las patatas en daditos: lo recomiendan la mayoría de los expertos, ya que así todo es más homogéneo y se hará por igual. Si la cortas en tiras o rodajas, asegúrate que todos los trocitos tienen aproximadamente el mismo grosor.
  • ¿Cebolla?: el eterno debate por excelencia. ¿Tortilla con cebolla o sin cebolla? Pues bien, te damos la respuesta: como más te guste a ti. Si te decides por echarle cebolla, pícala en trozos no muy pequeños y fríela junto a las patatas. Con una tendrás suficiente.
  • Usa un aceite específico: el idóneo para una buena tortilla de patatas es el aceite de oliva suave. No hace falta que sea virgen extra.
  • Echa las patatas cuando el aceite esté caliente: debes cocinarlas primero a fuego lento para que se hagan por dentro, y después a fuego fuerte para que se doren por fuera. Si has optado por añadir cebolla, échala cuando las patatas estén casi listas.
  • Regula la sal: cuando saques las patatas del aceite, échalas sobre un plato en el que previamente habremos puesto papel absorbente. Echa la sal justa sobre ellas para que no queden ni muy sosas ni tampoco muy saladas. Seguido de esto, y antes de echar el huevo batido, déjalas reposar alrededor de 3 minutos.
  • Elige bien la variedad de huevos: los mejores son aquellos que empiezan con el código 0 y/o 1. ¿Por qué? Porque estos números nos indican que proceden de gallinas que han sido criadas al aire libre y, por lo tanto, no habrán sufrido estrés y no perjudicarán la calidad del huevo.
  • Bate los huevos durante un minuto: si los batimos demasiado, aceleramos su coagulación. Batirlos durante un minuto es más que suficiente.
  • 1 huevo por cada 100 gramos: si cumplimos esta “norma” la tortilla te quedará en su punto. Para saber si has batido los huevos necesarios hay un truco: echa los huevos batidos sobre las patatas. Si los huevos quedan justo al nivel de la patata, habrás echado la cantidad exacta. Si las patatas quedan sumergidas, te habrás pasado de huevos.
  • Vacía la mezcla en la sartén: echa un chorrito de aceite en la sartén. Cuando esté bien caliente, vierte la mezcla y dora cada parte durante unos 30-40 segundos. Para darle la vuelta ayúdate de un plato.

 

Una vez hecho esto, viene la mejor parte de todas… ¡ES EL MOMENTO DE COMER! Saboréala bien y disfruta de este auténtico manjar. Hazla en casa a la vez que pasas un rato en familia. Cuando todo esto acabe podrás venir a disfrutarla con nosotros en la Plaza de San Nicolás, número 3.

Si hay algo seguro en estos momentos, es que… ¡Volveremos con más fuerza que nunca!