Entradas

Cerveza de Toledo

Made in Toledo

Nos gustan las cosas bien hechas, ¿verdad? Cuando vas a otra ciudad siempre quieres conocer sus tradiciones, su cultura, a base de experimentar. Pero… ¿y cuando son de nuestra propia ciudad? Cuando las cosas se han elaborado de la mejor forma y son “made in” tu ciudad, nuestro orgullo no puede ser más grande. Esta misma sensación tenemos todos los toledanos y toledanas con nuestras cervezas artesanas de Toledo.

Las cervezas made in Toledo son únicas en su elaboración y auténticas en su sabor. Además, cada sabor de cada cerveza hecha en Toledo es el sabor que te transporta a las calles de la ciudad, a la tierra manchega.

¿Y cuáles son las reinas de la cerveza toledana? La Buenaventura, la cerveza del Grupo Vive Toledo; la cerveza Santo Tomé y la cerveza Domus. Cada una de ellas son diferentes entre sí pero les une algo muy profundo: la esencia toledana que ha trascurrido de generación a generación.

La cerveza Buenaventura

La Buenaventura enamora a los paladares más difíciles de convencer y consigue ese sabor único, original y diferente. Sus dos tipos de cerveza, la fresca y la Pale Ale, transmiten tanto con su sabor como con su apariencia “El sabor de un recuerdo”.

La cerveza Domus

Una de las primeras Pale Ale del mercado español fue fundada en Toledo con la cerveza Domus. Recomendada por muchísimos paladares como la caña de autor o la cerveza rebosante de sensaciones, la cerveza Domus ha crecido y se ha expandido a nivel internacional. Un sabor que no debes dejar escapar si vienes a Toledo.

La cerveza Santo Tomé

Esta cerveza de Abadía se caracteriza por sentir esa suavidad y ligereza en nuestra boca. Tiene un color ámbar rojizo y tiene aromas frutales de cereza y toques florales propios de la levadura belga.

Toledo no solo tiene sus preciosos monumentos y sus laberínticas calles, también tiene mucho que degustar.

¿A qué estás esperando?

cerveza

La cerveza, la reina del verano

Sol y calor, en eso se resumen los meses de verano, y necesitamos hidratarnos más que nunca. Naturalmente, tenemos que hidratarnos a base de agua y beber mucho más en proporción a los meses de invierno. Pero esto no quita que disfrutemos de nuestra bebida favorita y la considerada reina del verano: la cerveza.

¿Y por qué debemos tomar cerveza en estos tiempos de calor? Pues es cierto que existen numerosos motivos por los que beber cerveza en verano, y la primera de ellas es buena para tu salud: te hidrata. Eso sí, hay que tener cuidado y tener un consumo responsable. Pero sabemos que no puedes resistirte a ese líquido doradito y fresquito que te sirven siempre en tu bar de siempre o en aquel que te pilla más cerca.

Pues sí, la cerveza es la reina del verano, gusta a todo el mundo y además, marida con todo. Una cerveza casa a la perfección con cualquier tapa que ofrezca cualquier tipo de sabor o con platos ya sea pescado, carne, arroz…

¿Y qué motivos más te podemos dar para convencerte de ser la reina del verano? Pues también es muy sencillo y además, te vamos tirar ese mito a la basura a la vez que darte una gran alegría: ¡la cerveza no engorda! Nunca ha sido cierto, ya que “la tripa cervecera” nunca ha existido. Siempre se ha asociado a aquellos hombres mayores que se encontraban en el bar más cercano con una prominente barriga pero te aseguramos, que seguramente sea por la falta de actividad deportiva y sus excesos a la hora de comer.

Y qué más… ¡Si es que lo tiene todo!

Curiosidades cerveza artesanal

Curiosidades de la cerveza

Nos encanta la cerveza, o por lo menos, a la mayoría de los toledanos. Y lo sabemos muy pero que muy bien. Llega la hora de salir a la calle y las terrazas y nuestros vasos comienzan a llenarse de verdaderos amantes de la cerveza.

Pero si eres un auténtico amante cervecero también deberías saber algunos datos curiosos que no debes pasar por alto. Eso sí, estamos hablando de curiosidades de la auténtica cerveza, la cerveza artesanal, la que disfrutarás por sus texturas, sabores y aromas.

  1. El proceso de elaboración de la cerveza artesana es totalmente manual, olvidando casi por completo el proceso de elaboración con maquinaria y provocando así que la cerveza tenga propiedades nutritivas más elevadas.
  2. Los mismos que inventaron la escritura ya habían descubierto una sopa fermentada ácida y amarga, datada por los sumerios.
  3. En la Edad Media, las mujeres y los monjes eran los mayores expertos cerveceros. Era un oficio que reclamaba mucha demanda por lo que los hombres más tarde se introdujeron en este trabajo.
  4. La cerveza es una buena medicina para combatir el estrés y el insomnio (en cantidades normales, sin excederse).
  5. Desmentimos el mito de que la cerveza engorda. La cerveza tiene una gran cantidad de agua por lo que aporta muy pocas calorías.
  6. Los bebedores de cerveza habituales de consumo moderado tienen menos riesgo de sufrir un infarto de miocardio que aquellos que no lo beben.

Si quieres saber más curiosidades sobre esta bebida también os recomendamos echar un vistazo a nuestro post “Beneficios de la cerveza artesanal”, con datos muy peculiares y muy curiosos que seguramente no supieses, ¡os sorprenderá!