Cerveza

¿Y tú de quién eres?

Una quedada con los amigos en el bar puede mostrarnos más de ellos de lo que crees. La

cerveza que nos gusta dice mucho sobre cómo somos, la forma en la que disfrutamos las

fiestas o cómo te ven los demás. Aunque las cervezas no puedan hablar, tienen una

personalidad propia. ¿Te atreves a descubrir cuál es la tuya?

 

La cerveza de los inconformistas

Sabes perfectamente lo que quieres y cómo lo quieres: lo tradicional unido con un toque

de innovación. Te gusta la producción nacional y el sabor depurado con una chispa

refrescante que te deje sorprendido.

En el grupo destacas por ser aquél que no se conforma con lo que todos quieren, buscas

la originalidad y aquello que destaque. Eres una persona que se hace a sí mismo, que se

atreve con los sabores exquisitos de la vida y por ello rompes con lo establecido, como la

cerveza Artesana Abadía.

 

El tueste en su punto

Tienes un objetivo muy marcados, y las ideas muy claras. Eres el motor de tu grupo, aquel

que se pone serio cuando la situación lo requiere. Como tú, Amstel Oro no se toma a risa

el tostado de su mezcla de maltas que le confiere ese color dorado oscuro tan

característico.

Si como acompañamiento no te conformas con las clásicas patatas fritas o los cacahuetes,

y eres más de queso como el manchego que acentúa el sabor de la cerveza entonces eres

como el color cobrizo de la Chimay Roja y nadie se puede resistir a ti.

 

Atrévete con todo

Eres una persona alegre y simpática, capaz de ver las cosas buenas de la vida y que está

ahí cuando los demás te necesitan. Estás preparado para cualquier situación, ya sea una

fiesta, un día de playa o una comida con los suegros.

Y es que tu transparencia, como la de la cerveza Grolsch se pueden ver a kilómetros.

Tienes un sabor fresco y agradable. ¡Todos queremos un amigo como tú!

comida cerveza

Primero, segundo… y cerveza

Después de una larga caminata por el casco antiguo de Toledo, apetece comer. ¿Y qué mejor que un buen menú en el corazón de la ciudad? En la cervecería artesana La Abadía te proponemos un menú completo en el que podrás disfrutar de un primero, segundo, postre… y acompañarlo de una buena cerveza.

Cada mes, en La Abadía ponemos a tu disposición un menú que va variando según el mes, con platos muy variados, con sabores muy toledanos y deliciosos. Eso sí, siempre acompañándolo de tu cerveza artesana favorita, o bien también puedes elegir agua, refresco o copa de vino. Pero qué queréis que os digamos… ¡Aprovechad que somos una cervecería artesana!

Os presentamos los platos que están disponible para este mes de septiembre en el menú de la Abadía, platos muy nuestros

Un primero de temporada

  • Salmorejo con jamón y huevo picado
  • Escalivada de verduras hecha al carbón
  • Tagliatelle con boloñesa de pollo y pesto de espinacas

Un segundo tradicional

  • Chipirones encebollados
  • Corte ibérico a la parrilla
  • Jarrete de añojo a la cerveza negra

Un dulce

  • Tulipa con helado
  • Flan de naranja
  • Fruta de temporada

 

Y si te has quedado con ganas de más y con buen sabor de boca, te iremos avisando sobre los nuevos platos que iremos ofreciendo cada mes.

¡Te esperamos!

¿Rubia o morena?

¿Qué cerveza prefieres?

Para la mayoría de los mortales, que no entendemos mucho de tipos y variedades de cerveza, nos imaginamos esta bebida en tonos dorados, sin embargo, para aquellos entendidos y apasionados de este mundo, la cerveza es mucho más. Una explosión de sabores, estilos y aromas, que nos pasan inadvertidos.

La cerveza rubia no es una sola cerveza, según la elaboración, podremos encontrar una larga lista de opciones. Eso sí, este abanico de posibilidades tiene un elemento común, el uso de maltas claras o pálidas.

La malta de cebada, junto al lúpulo, el agua y la levadura, son los componentes básicos para preparar cualquier cerveza. Por eso, ni no damos más detalles y únicamente hablamos de malta, se trata del cereal más usado en la elaboración de esta bebida tan popular.

La cebada contiene los azúcares necesarios para llevar a cabo todo el proceso de fermentación del mosto, pero para sacar que ese azúcar se pueda fermentar es necesario hornear el cereal. Si se hornea a baja temperatura poco tiempo, tendremos como resultado maltas muy claras, nuestras rubias.

Judas

A pesar de su nombre, no hay ninguna duda, se trata de una cerveza rubia elaborada siguiendo la tradición belga. En 1989 fue premio “selección del mundo”.

Esta bebida destaca por su aroma frutal y su sabor dulzón. A pesar de ser una bebida con cuerpo y muy intensa, es fácil de beber y muy refrescante gracias a los ligueros toques cítricos que se pueden apreciar.

Es una cerveza para beber sin prisa, en un momento especial en el que no estemos mirando el reloj.

La cerveza negra, se elabora con un proceso de fermentación más bajo y se caracteriza con sabores más fuertes e intensos. Es una bebida con mucho más cuerpo y que por supuesto podremos reconocer a simple vista por su color más oscuro.

Si nos remontamos a su origen, tendremos que viajar a zonas de Sajonia y Turinga, en Alemania, aunque en la actualidad, hay una gran variedad de casas cerveceras que optan por esta fórmula.

Es una bebida, por lo general, con mayor cantidad de hierro, por lo que a pesar de tener propiedades saludables, hablamos de una bebida más fuerte que debemos beber con moderación.

Guinness

Guinness

Cerveza de pura tradición irlandesa, quizás la más famosa del mundo y con bastante solera. Esta bebida ya ha celebrado su 250 aniversario, por lo que nos tenemos que remontar a 1759 cuando Arthur Guinness dio vida a esta birra.

Guinness Original data de 1821 y ha sido la precursora de las innovaciones que esta marca ha llevado a cabo. Se caracteriza por un sabor fuerte agridulce con una fermentación suavemente afrutada.

Esperamos haberos echado una mano a la hora de escoger entre la gran variedad de cervezas que podréis degustar. En Cervecería Artesana La Abadia tenemos un amplio abanico de posibilidades, para que podáis maridar el mejor sabor de la mancha con vuestra cerveza favorita.

Cómo se hace la cerveza

Cómo se hace la cerveza

La cerveza, esa buena compañera en momentos de reencuentros, de fiestas, de ocasiones especiales y no tan especiales, de descansos y momentos de relax. Nos ha acompañado en muchos momentos y está tan buena que muchos se preguntan cómo se hace la cerveza.

Como ya sabréis la mayoría de vosotr@s, la cerveza está compuesta principalmente por agua, por lúpulo, que es ese ingrediente que lo hace especial con su aroma tan característico, y por la cebada malteada. Te explicamos los pasos que se siguen en el proceso de elaboración de la cerveza.

Maltaje

Es el proceso en el cual se consigue la malta, un indispensable para nuestra bebida favorita. En el maltaje se calienta la cebada a cierta temperatura de tal manera que, durante una semana, exista un proceso de germinación para eliminar el germen. Una vez seca y fría se termina el proceso de germinación para dar paso a los procesos de secado y tostado.

Braceaje

Es el proceso en el que el grano se muele. Se deja en infusión con agua a una temperatura aproximadamente de 60 grados. En ese momento, los fermentos de la malta y los azúcares solubles del almidón comienzan a disolverse.

Lupulización

El filtrado anterior se hierve en grandes cantidades para después incorporar el lúpulo. Lo que consigue este ingrediente es conservar la cerveza y clarificarla.

Fermentación

Dependiendo del tipo de cerveza que queramos conseguir, tendremos que variar unos valores en su proceso de fermentación. Con el líquido obtenido anteriormente, añadimos levadura. Por lo tanto, si nuestro objetivo es conseguir una cerveza gaseosa tendremos que fermentarlo a 30 grados, mientras que, si preferimos una cerveza más alcoholizada, tendremos que hacerlo a 4 o 5 grados.

Cerveza para todos

Para gustos, cervezas

Dorada, suave, fresca, rubia, negra, tostada, dulce, tropical… Miles de adjetivos podrían calificarnos. Unas personas se caracterizan más por ser dulces, suaves… mientras que otras optan por lo divertido, fresco y tropical. Así es como lo hacemos con todo el repertorio de cervezas que ofrecemos en La Abadía, os proponemos un sinfín de cervezas dependiendo de tu gusto y tu personalidad.

Domus

Domus 3.0.

Para los que prefieren un sabor más afrutado y fresco, aunque con un toque amargo, necesitan la Domus 3.0., con un intenso sabor en el que destaca una perfecta combinación de lúpulos aromáticos.

Domus

Domus Aurea

La Domus Aurea tiene sin duda un sabor de lo más original con toques afrutados. Además, sus cuatro lúpulos norteamericanos le dan un aroma muy especial. Disponible tipo Ale y estilo IPA.

Domus aurea

Grevensteiner

¡Qué dulce eres! Si esto te lo repiten una y otra vez o por si lo contrario te chiflan los sabores y aromas dulces, la cerveza Grevensteiner se posicionará en los primeros puestos de tu ranking cervecero.

Grevensteiner

Guinness

Una cerveza negra de lo más original, sacada de la mismísima tradición irlandesa. ¿Sabías que es perfecta para acompañarlo con chocolates?

Guinness

Cerveza

Diferencias entre lager y ale

Para los que aún estáis en proceso de aprendizaje en todo el universo cervecero, hoy os traemos un post en el que os explicaremos de forma muy sencilla las diferencias entre la cerveza de tipo Ale y la cerveza de tipo Lager. ¡Es muy sencillo!

Resumiendo todo en una frase, este tipo de cervezas se diferencian en tres aspectos fundamentales: aspecto, sabor y color. Sí que es cierto que a primera vista es más que evidente su diferenciación por el color, ya que una es mucho más oscura que la otra. La cerveza tipo Ale es una cerveza con un sabor mucho más afrutado mientras que la cerveza tipo Lager es más refrescante y considerado por muchos con un sabor más limpio.

Y es que la clave de esta gran diferencia es la levadura. Los más entendidos en este mundo cervecero sabrán que las cervezas tipo Ale llevan a cabo una fermentación más alta; sin embargo, las cervezas tipo Lager emplean una fermentación baja.

En cuanto a los niveles de alcohol podemos decir que las de tipo Ale soportan mayores niveles de alcohol por lo que finalmente obtendrán mayor grado de alcohol.

¿Y en referencia a los ingredientes? Pues veréis, la cerveza está elaborada por cuatro componentes esenciales: agua, malta, levadura y lúpulo. La cerveza tipo Lager no puede saltarse esta norma ya que tradicionalmente siempre se ha confeccionado de esta manera. En cambio, las cervezas tipo Ale ha podido saltarse a la torera algunos de estos límites de ingredientes surgiendo así nuevos estilos en todo el mundo.

Así que… ¿Eres de Lager o de Ale?

cerveza

La cerveza, la reina del verano

Sol y calor, en eso se resumen los meses de verano, y necesitamos hidratarnos más que nunca. Naturalmente, tenemos que hidratarnos a base de agua y beber mucho más en proporción a los meses de invierno. Pero esto no quita que disfrutemos de nuestra bebida favorita y la considerada reina del verano: la cerveza.

¿Y por qué debemos tomar cerveza en estos tiempos de calor? Pues es cierto que existen numerosos motivos por los que beber cerveza en verano, y la primera de ellas es buena para tu salud: te hidrata. Eso sí, hay que tener cuidado y tener un consumo responsable. Pero sabemos que no puedes resistirte a ese líquido doradito y fresquito que te sirven siempre en tu bar de siempre o en aquel que te pilla más cerca.

Pues sí, la cerveza es la reina del verano, gusta a todo el mundo y además, marida con todo. Una cerveza casa a la perfección con cualquier tapa que ofrezca cualquier tipo de sabor o con platos ya sea pescado, carne, arroz…

¿Y qué motivos más te podemos dar para convencerte de ser la reina del verano? Pues también es muy sencillo y además, te vamos tirar ese mito a la basura a la vez que darte una gran alegría: ¡la cerveza no engorda! Nunca ha sido cierto, ya que “la tripa cervecera” nunca ha existido. Siempre se ha asociado a aquellos hombres mayores que se encontraban en el bar más cercano con una prominente barriga pero te aseguramos, que seguramente sea por la falta de actividad deportiva y sus excesos a la hora de comer.

Y qué más… ¡Si es que lo tiene todo!

Dime cuál es tu cerveza

Dime cuál es tu cerveza y te diré cómo eres

Dime cuál es tu cerveza y te diré cómo eres. Efectivamente, nuestra predilección por esa cerveza ya está contando mucho sobre nosotros. Hoy os contamos qué dice cada cerveza de quien la bebe. Y es que aunque creas que no, tu cerveza favorita dice mucho de ti. Y además, si has conocido a alguien nuevo y en ese momento se pide su cerveza preferida ya está diciendo mucho sobre la persona.

De tipo Ale

Si eres amante de la cerveza tipo Ale entonces no querrás que nadie pida la cerveza por ti. Eres una persona fiel y muy inteligente. Eso sí, muchas veces sacas tu lado con más carácter.

De tipo Lager

Muy sociable y amigable, eres muy amigos de tus amigos, y si hay algo que te caracteriza es la sencillez, no te gusta complicarte. ¡Eso sí, a divertido/a no te gana nadie!

De trigo

Tu comportamiento es natural, no te gusta sobreactuar las cosas y te muestras siempre tal y como eres. Aunque muchas veces la sinceridad suele jugarte malas pasadas, siempre agradecen tus consejos.

Brown Ale

Muchas veces piensas que no te prestan atención, pero la mayoría de las veces está en tu mente, por lo que eres un poco aprehensivo/a. Pero si hay algo que destacar es que eres altamente emotivo/a.

Bock

Eres una persona que destaca por su dulzura. Siempre te muestras empático hacia los demás aunque sí que es cierto que a veces el mal carácter también te juega malas pasadas en algunas ocasiones.

Y tú, ¿qué cerveza eres?

Curiosidades cerveza artesanal

Curiosidades de la cerveza

Nos encanta la cerveza, o por lo menos, a la mayoría de los toledanos. Y lo sabemos muy pero que muy bien. Llega la hora de salir a la calle y las terrazas y nuestros vasos comienzan a llenarse de verdaderos amantes de la cerveza.

Pero si eres un auténtico amante cervecero también deberías saber algunos datos curiosos que no debes pasar por alto. Eso sí, estamos hablando de curiosidades de la auténtica cerveza, la cerveza artesanal, la que disfrutarás por sus texturas, sabores y aromas.

  1. El proceso de elaboración de la cerveza artesana es totalmente manual, olvidando casi por completo el proceso de elaboración con maquinaria y provocando así que la cerveza tenga propiedades nutritivas más elevadas.
  2. Los mismos que inventaron la escritura ya habían descubierto una sopa fermentada ácida y amarga, datada por los sumerios.
  3. En la Edad Media, las mujeres y los monjes eran los mayores expertos cerveceros. Era un oficio que reclamaba mucha demanda por lo que los hombres más tarde se introdujeron en este trabajo.
  4. La cerveza es una buena medicina para combatir el estrés y el insomnio (en cantidades normales, sin excederse).
  5. Desmentimos el mito de que la cerveza engorda. La cerveza tiene una gran cantidad de agua por lo que aporta muy pocas calorías.
  6. Los bebedores de cerveza habituales de consumo moderado tienen menos riesgo de sufrir un infarto de miocardio que aquellos que no lo beben.

Si quieres saber más curiosidades sobre esta bebida también os recomendamos echar un vistazo a nuestro post “Beneficios de la cerveza artesanal”, con datos muy peculiares y muy curiosos que seguramente no supieses, ¡os sorprenderá!

las prefiero rubias

Yo las prefiero rubias

Si eres un amante de las cervezas lo sabrás pero si en el mundo de la cerveza andas un poco verde te queremos contar un poco más sobre este inmenso mundo y la gran variedad que existe. A todo el mundo que le preguntan de qué color es la cerveza, todo el mundo responde: “Una bebida de color amarillo”.

Efectivamente, es una bebida de color amarillo, pero esa tonalidad va cambiando conforme los ingredientes que lleve, por ello hay una distinción en esta bebida: rubias o tostadas. Pues bien, muchos las prefieren rubias, así que hoy vamos a contarte un poco más acerca de este tipo de cerveza.

Las cervezas rubias no son ningún estilo distinto de cerveza sino que se refiere a un gran abanico de posibilidades de esta bebida que gusta tanto, y eso lo hace el uso en las elaboraciones de maltas claras o pálidas.

¿Cuál es su receta? No tiene un gran secreto puesto que la malta, la levadura, el lúpulo y el agua son sus componentes esenciales, pero son elaboradas por maestros cerveceros. Pero el secreto de que una cerveza sea rubia o tostada es mucho más profundo.

La malta, uno de los componentes imprescindibles de la cerveza, normalmente proviene de la malta de cebada, el cereal por excelencia dentro de su elaboración. A su vez, esa cebada contiene un cierto nivel de azúcares que fermentan y para fermentarlos necesitamos cocer u hornear el cereal, proceso denominado malteado. Pues bien, aquí está la clave, y es que si se hornea a bajas temperaturas durante poco tiempo, las maltas se obtendrán con una tonalidad muy clara y poco tostadas por lo que de ahí viene su nombre.