Cerveza

¿Y tú de quién eres?

Una quedada con los amigos en el bar puede mostrarnos más de ellos de lo que crees. La

cerveza que nos gusta dice mucho sobre cómo somos, la forma en la que disfrutamos las

fiestas o cómo te ven los demás. Aunque las cervezas no puedan hablar, tienen una

personalidad propia. ¿Te atreves a descubrir cuál es la tuya?

 

La cerveza de los inconformistas

Sabes perfectamente lo que quieres y cómo lo quieres: lo tradicional unido con un toque

de innovación. Te gusta la producción nacional y el sabor depurado con una chispa

refrescante que te deje sorprendido.

En el grupo destacas por ser aquél que no se conforma con lo que todos quieren, buscas

la originalidad y aquello que destaque. Eres una persona que se hace a sí mismo, que se

atreve con los sabores exquisitos de la vida y por ello rompes con lo establecido, como la

cerveza Artesana Abadía.

 

El tueste en su punto

Tienes un objetivo muy marcados, y las ideas muy claras. Eres el motor de tu grupo, aquel

que se pone serio cuando la situación lo requiere. Como tú, Amstel Oro no se toma a risa

el tostado de su mezcla de maltas que le confiere ese color dorado oscuro tan

característico.

Si como acompañamiento no te conformas con las clásicas patatas fritas o los cacahuetes,

y eres más de queso como el manchego que acentúa el sabor de la cerveza entonces eres

como el color cobrizo de la Chimay Roja y nadie se puede resistir a ti.

 

Atrévete con todo

Eres una persona alegre y simpática, capaz de ver las cosas buenas de la vida y que está

ahí cuando los demás te necesitan. Estás preparado para cualquier situación, ya sea una

fiesta, un día de playa o una comida con los suegros.

Y es que tu transparencia, como la de la cerveza Grolsch se pueden ver a kilómetros.

Tienes un sabor fresco y agradable. ¡Todos queremos un amigo como tú!