Cerveza

Diferencias entre lager y ale

Para los que aún estáis en proceso de aprendizaje en todo el universo cervecero, hoy os traemos un post en el que os explicaremos de forma muy sencilla las diferencias entre la cerveza de tipo Ale y la cerveza de tipo Lager. ¡Es muy sencillo!

Resumiendo todo en una frase, este tipo de cervezas se diferencian en tres aspectos fundamentales: aspecto, sabor y color. Sí que es cierto que a primera vista es más que evidente su diferenciación por el color, ya que una es mucho más oscura que la otra. La cerveza tipo Ale es una cerveza con un sabor mucho más afrutado mientras que la cerveza tipo Lager es más refrescante y considerado por muchos con un sabor más limpio.

Y es que la clave de esta gran diferencia es la levadura. Los más entendidos en este mundo cervecero sabrán que las cervezas tipo Ale llevan a cabo una fermentación más alta; sin embargo, las cervezas tipo Lager emplean una fermentación baja.

En cuanto a los niveles de alcohol podemos decir que las de tipo Ale soportan mayores niveles de alcohol por lo que finalmente obtendrán mayor grado de alcohol.

¿Y en referencia a los ingredientes? Pues veréis, la cerveza está elaborada por cuatro componentes esenciales: agua, malta, levadura y lúpulo. La cerveza tipo Lager no puede saltarse esta norma ya que tradicionalmente siempre se ha confeccionado de esta manera. En cambio, las cervezas tipo Ale ha podido saltarse a la torera algunos de estos límites de ingredientes surgiendo así nuevos estilos en todo el mundo.

Así que… ¿Eres de Lager o de Ale?

cerveza

La cerveza, la reina del verano

Sol y calor, en eso se resumen los meses de verano, y necesitamos hidratarnos más que nunca. Naturalmente, tenemos que hidratarnos a base de agua y beber mucho más en proporción a los meses de invierno. Pero esto no quita que disfrutemos de nuestra bebida favorita y la considerada reina del verano: la cerveza.

¿Y por qué debemos tomar cerveza en estos tiempos de calor? Pues es cierto que existen numerosos motivos por los que beber cerveza en verano, y la primera de ellas es buena para tu salud: te hidrata. Eso sí, hay que tener cuidado y tener un consumo responsable. Pero sabemos que no puedes resistirte a ese líquido doradito y fresquito que te sirven siempre en tu bar de siempre o en aquel que te pilla más cerca.

Pues sí, la cerveza es la reina del verano, gusta a todo el mundo y además, marida con todo. Una cerveza casa a la perfección con cualquier tapa que ofrezca cualquier tipo de sabor o con platos ya sea pescado, carne, arroz…

¿Y qué motivos más te podemos dar para convencerte de ser la reina del verano? Pues también es muy sencillo y además, te vamos tirar ese mito a la basura a la vez que darte una gran alegría: ¡la cerveza no engorda! Nunca ha sido cierto, ya que “la tripa cervecera” nunca ha existido. Siempre se ha asociado a aquellos hombres mayores que se encontraban en el bar más cercano con una prominente barriga pero te aseguramos, que seguramente sea por la falta de actividad deportiva y sus excesos a la hora de comer.

Y qué más… ¡Si es que lo tiene todo!

Curiosidades cerveza artesanal

Curiosidades de la cerveza

Nos encanta la cerveza, o por lo menos, a la mayoría de los toledanos. Y lo sabemos muy pero que muy bien. Llega la hora de salir a la calle y las terrazas y nuestros vasos comienzan a llenarse de verdaderos amantes de la cerveza.

Pero si eres un auténtico amante cervecero también deberías saber algunos datos curiosos que no debes pasar por alto. Eso sí, estamos hablando de curiosidades de la auténtica cerveza, la cerveza artesanal, la que disfrutarás por sus texturas, sabores y aromas.

  1. El proceso de elaboración de la cerveza artesana es totalmente manual, olvidando casi por completo el proceso de elaboración con maquinaria y provocando así que la cerveza tenga propiedades nutritivas más elevadas.
  2. Los mismos que inventaron la escritura ya habían descubierto una sopa fermentada ácida y amarga, datada por los sumerios.
  3. En la Edad Media, las mujeres y los monjes eran los mayores expertos cerveceros. Era un oficio que reclamaba mucha demanda por lo que los hombres más tarde se introdujeron en este trabajo.
  4. La cerveza es una buena medicina para combatir el estrés y el insomnio (en cantidades normales, sin excederse).
  5. Desmentimos el mito de que la cerveza engorda. La cerveza tiene una gran cantidad de agua por lo que aporta muy pocas calorías.
  6. Los bebedores de cerveza habituales de consumo moderado tienen menos riesgo de sufrir un infarto de miocardio que aquellos que no lo beben.

Si quieres saber más curiosidades sobre esta bebida también os recomendamos echar un vistazo a nuestro post “Beneficios de la cerveza artesanal”, con datos muy peculiares y muy curiosos que seguramente no supieses, ¡os sorprenderá!